¿ Sabes lo que es una red basada en Intención ?

Red basada en Intención

La red basada en intención (IBNS) es un área de desarrollo de tecnología que incorpora inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (machine learning) para automatizar las tareas administrativas a través de una red. El objetivo final de una IBNS es la creación de redes de autogestión.

De acuerdo con una investigación de Gartner, el 75% de las redes actuales todavía se administran de forma manual: los administradores crean secuencias de comandos que detallan todo lo necesario para realizar una tarea determinada e interactúan a través de una interfaz de línea de comandos (CLI) y programan los equipos de red de forma manual.

¿Cuáles son las ventajas de las Redes Basadas en la Intención?

Las redes tradicionales carecen de una plataforma de automatización, obligando a sus clientes a dedicar bastante tiempo administrar la red y a aumentar su coste total de propiedad (TCO).

La automatización de la TI es fundamental para que las empresas se mantengan al día en el mundo digital. Las Redes Basadas en la Intención ayudan a los clientes a hacer frente a su mayor gasto en redes y operaciones, y permiten que los equipos de TI puedan dedicar más tiempo a proyectos estratégicos.

Las ventajas empresariales de las Redes Basadas en la Intención son fácilmente reconocibles en cuatro áreas principales:

  • Velocidad y agilidad. La red es capaz de responder con rapidez a las necesidades de la organización con poca intervención manual.
  • El departamento de TI se centra en proporcionar valor de negocio. La reducción del tiempo y esfuerzo necesarios para el mantenimiento de la red se traduce en más tiempo para innovaciones de red que proporcionan un valor real a la empresa.
  • Reducción del riesgo y cumplimiento continuo. Esto permite minimizar los errores y reducir el tiempo que se emplea en la resolución de problemas.
  • Automatización mejorada. Posibilita una detección y contención de amenazas más rápidas, un cumplimiento continuo y una reducción del tiempo de inactividad provocado por errores humanos.

En contraste, la red basada en la intención se basa en decirle a la red lo que quiere (su intención) en lugar de exactamente qué hacer, a nivel técnico, para lograr su objetivo. La intención se interpreta automáticamente en diferentes dispositivos, sin necesidad de que los ingenieros modifiquen individualmente cada dispositivo en una red. IBNS requiere una entrada administrativa drásticamente menor, y esa entrada puede ser a través de una interfaz gráfica de usuario (GUI) fácil de usar.

En esencia, un sistema de red basado en la intención (IBNS) funcionaría respondiendo a la pregunta de qué se debe hacer en una situación dada. La respuesta podría ser a petición de un administrador o (más comúnmente) una reacción automática a algún evento del sistema. Dado un evento particular o un evento o comportamiento deseado particular, el sistema podría encontrar la forma de responder adecuadamente sin la intervención humana.

Hector Tovilla